viernes, 11 de septiembre de 2015

Gran Canaria honra a su Patrona, la Virgen del Pino


A pesar de no ser titular de ninguna cofradía, hermandad o Asociación Parroquial, la isla de Gran Canaria se encuentra sumergida en sus Fiestas Patronales en honor a la Virgen del Pino, Patrona de la isla de Gran Canaria y de la Diócesis de Canarias. Unas fiestas donde la fe, la tradición y la diversión se dan la mano, para homenajear a la que es la madre de las gentes de esta isla del atlántico.

Y es que la Virgen del Pino despierta fervor hacia todos aquellos que estos días se acerquen a verla a la que es su pueblo, su Villa Mariana de Teror; estatuto político que adquirió esta Noble Villa de las medianías de Gran Canaria por la ferviente devoción que profesan a la Virgen del Pino en todas las islas, convirtiendola así en uno de los principales referentes devocionales de las Islas Canarias y parte de la península.

Desde que la Virgen abandona su camarín cada 5 de septiembre ante las miles de fervorosas miradas que se hacen sonido en sonoros aplausos, la Virgen desciende bajo los cánticos y la aclamación popular hasta su trono procesional, la isla se convierte en una auténtica ALGARABÍA de amor, y es que hay un dicho popular que cuenta, que todos los caminos llegan siempre a Teror.

La Virgen del Pino tiene el privilegio de celebrar cada 7 de septiembre, la Romería mas popular de las islas, que reúne en la Villa Mariana de Teror a todos los municipios de la isla de Gran Canaria, todas las instituciones insulares y todas las islas, agrupadas en representaciones, que llevan a los pies de la Virgen kilos y kilos de alimentos que van a parar a los más desfavorecidos. Es también el 7 de septiembre, la conmemoración de el aniversario de su Coronación Canónica, realizada el 7 de septiembre de 1905, convirtiéndose en una de las primeras imágenes marianas en recibir este rango eclesial en toda España. Una romería festiva y popular que se alarga siempre hasta los primeros rayos de sol de cada 8 de septiembre, día que en las islas se conoce como DÍA DEL PINO, en el que celebramos la Natividad de la Santísima Virgen María. Tiene su acto principal en la Solemne Concelebración Eucarística, presidida por el Obispo de Canarias y concelebrada por todos los párrocos de la Diócesis de Canarias (islas de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote), que culmina con la Procesión de la Santísima Virgen por las principales calles de la Villa Mariana, teniendo este año 2015 una pequeña innovación, y es que por primera vez en 300 años, se ha cambiado el recorrido procesional, motivado por el impedimento de participación de los fieles y el largo cortejo en el que no solo forman parte todas las instituciones políticas de las islas, si no también una amplia representación militar por los honores de capitán general que le fueron concedidos a la Virgen del Pino en el año 1929 por el entonces Rey de España, Alfonso XIII.

Durante el Novenario de la Virgen, que comienza el mismo día 8 en el que toda la Diócesis se encomienda a su Patrona, Teror acoge a miles de peregrinos y celebra numerosas eucaristías y otra Fiesta esta vez algo íntima, en el que la Villa Mariana da tributo a la Virgen de una manera más intima, puesto que el 8 de septiembre se celebra a nivel insular. Esta fiesta es denominada la "Día de Las Marías", y se celebra siempre el siguiente domingo al día 8 de septiembre. Una fiesta mas íntima, considerada la Fiesta Principal de la Villa Mariana, en el que la Virgen vuelve a recorrer las calles de Teror bajo la luz de las estrellas, en una procesión nocturna e iluminada por fuegos artificales.

Será siempre, el domingo siguiente a esa "Día de Las Marías", cuando la Virgen regrese de nuevo a su camarín, en una ceremonia con la misma característica que la bajada, que este año será el próximo día 20, el que se darán por concluídas las Fiestas Patronales de Gran Canaria, en honor a la Virgen del Pino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario